¿Por qué es bueno el jengibre?

Durante mucho tiempo, el jengibre se ha utilizado en todo el mundo para aliviar diversas enfermedades como el reumatismo, las náuseas, los resfriados y los dolores de cabeza.

Puede usarse en diferentes formas, como cápsulas, en polvo, en infusiones de hierbas, frescas o en almíbar. En este artículo, exponemos cuáles son los principales efectos beneficiosos del jengibre para nuestra salud.

Principios activos y propiedades

Nutrientes del jengibre

  • Es rico en minerales: manganeso, fósforo, magnesio y también calcio, sodio y hierro.
  • Contiene vitamina B3, B1 y B2 en cantidades más pequeñas, aunque el jengibre fresco contiene vitamina C.
  • También hay cobre en esta especie cruda, un elemento es necesario para la formación en el cuerpo de la hemoglobina y el colágeno, una proteína utilizada para la estructura y reparación de los tejidos.

Antioxidantes.

Los antioxidantes son compuestos que protegen las células del cuerpo del daño causado por los radicales libres. Estos son moléculas altamente reactivas que están involucrados en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades relacionadas.

Cuarenta compuestos antioxidantes se han encontrado en el jengibre. Algunos de ellos son resistentes al calor e incluso se liberan durante la cocción, lo que podría explicar el aumento de la actividad antioxidante. El jengibre molido ocupa el tercer lugar entre los antioxidantes en más de 1,000 alimentos probados.

Problemas digestivos

Un artículo de investigación, en el que se han publicado estudios con animales, muestra que el jengibre (como otras especias) podría estimular la secreción de bilis y la actividad de diversas enzimas digestivas, lo que da como resultado una digestión más rápida.

Las cantidades utilizadas en estos estudios son altas. Incluso más altas de lo que podrían consumirse en poblaciones reconocidas como India. Aunque el consumo de tales cantidades es realista para estas poblaciones, es más difícil en un contexto de otros países occidentales. Un ejemplo sería España o Estados Unidos, donde las especias (incluido el jengibre) ocupan un menor lugar en los alimentos tradicionales.

Inflamación.

Las propiedades antiinflamatorias de algunos componentes de esta especie se han reconocido durante mucho tiempo y están bien documentadas. Entre los compuestos conocidos, se mencionan principalmente gingeroles cuyos efectos beneficiosos también se han observado en animales.

En humanos, el consumo ha mostrado resultados prometedores en la reducción del dolor relacionado con la artritis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *