¿Cómo elegir correctamente una esterilla de yoga?

Elegir una esterilla de yoga no siempre es una decisión fácil hoy en día porque hay varios factores a considerar. Para encontrar la esterilla perfecta hay que tener en cuenta: modelo, marca, precio, material, etc.

Pero antes de salir corriendo a comprar una esterilla de yoga, hay que conocer algunas recomendaciones para acertar. Presta atención a las siguientes preguntas y respuestas que planteamos.

¿Cuáles son los criterios importantes a considerar al comprar una estera de yoga?

El espesor.-

Si te gustan las posturas de equilibrio y eres de flujos rápidos en las articulaciones, una esterilla bastante delgada (3 mm) es perfecta. Te permitirá sentirte conectado en el suelo y es muy estable .
Si deseas posturas de retención largas o si tienes las articulaciones sensibles, es mejor optar por una estera ligeramente más gruesa (4,5 mm – 6 mm) para una mayor comodidad y amortiguación.
Finalmente, si deseas una esterilla de yoga que puedas colocar sobre las esterillas del gimnasio o si deseas doblarla, elige una alfombra muy fina (1 mm).
 
El Peso.-

Si quieres llevarla a todas partes contigo, entonces necesitas una estera de yoga bastante ligera. Si, por el contrario, practicas más en casa, las esterillas más pesadas suelen ser más densas, estables en el suelo y duran más.
 
El uso.-

No elijas la misma alfombra si haces yoga una vez cada 15 días o si haces yoga todos los días. Según la frecuencia con la que practiques, conviene optar por un modelo o por otro. Piensa que lo fundamental es sacarle rentabilidad a la esterilla, de ahí que sea tan importante este punto.

¿Cuáles son los materiales ideales para elegir una esterilla de yoga?

Todo es una cuestión de gusto y textura de la piel. El PVC (no tóxico, por supuesto) es suave y, por lo tanto, muy cómodo. ¡Otros materiales (como el caucho natural) son muy densos y estables!

¿Por qué hay esteras de yoga para diferentes tipos de práctica?

Simplemente porque las necesidades no son las mismas. Hay quien requiere una gran comodidad debajo de las articulaciones, por lo que prefiere una alfombra más gruesa. Si tendemos a sudar, por ejemplo, usamos otro tipo de esterilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *