¿Cómo saber si mi perra está en celo?

El ciclo sexual y reproductivo de los perros es diferente del de los humanos y otras especies de mamíferos. Por lo tanto, es muy importante conocer algunas características y el comportamiento de las perras en celo. Esta es una situación que ocurre una o dos veces al año.

Sobre el celo de las perras

La capacidad de procrear se manifiesta de diferentes maneras dependiendo de la especie animal. En el caso de los perros, el perro madura sexualmente de acuerdo con su tamaño y raza. De esta forma, las hembras pequeñas tienen su primer celo entre los 6 y 12 meses, las perras medianas y grandes entre 7 y 13 meses y las gigantes entre 16 meses y dos años.

Cuando una perra entra en celo, significa que ya está receptiva sexualmente, pero eso no significa que esté lista para dar a luz. Los veterinarios recomiendan evitar el embarazo la primera vez que su cuerpo lo permita. Su cuerpo todavía es joven y esto puede causar problemas tanto para la madre como para los cachorros.

En general, el celo de los perros ocurre dos veces al año, aproximadamente cada seis meses, pero esto puede variar según la edad del animal, su estado de salud o la raza. En este vídeo de la Revista CMI conocerás un poco más cómo se desarrolla el celo en las perras.

Durante los días en que están las perras en celo, seguramente te darás cuenta de que muchos perros machos se concentrarán en la puerta de tu casa o se te acercarán cuando camines con tu perra. Son guiados por el instinto, y también por las feromonas que el perro expulsa a través del olor y la orina.

Por lo tanto, los machos se vuelven realmente pesados ​​cuando hay una perra en celo cerca. La persiguen e intentan montarla por todos los medios. Algunos perros incluso pueden huir de su hogar cuando huelen a una hembra fértil en la distancia.

¿Cómo está el comportamiento de las perras en celo?

Aunque cada animal puede comportarse de manera diferente en esta etapa, la verdad es que hay algunos signos físicos y de comportamiento que indican que el celo se acerca o ya está pasando.

A nivel biológico, los signos más obvios de las perras en celo son la hinchazón de los pezones, la vulva y la pérdida de sangre. Sin embargo, la pérdida de sangre a veces no es fácil de detectar porque hay perras que permanecen muy limpias todo el tiempo.

Cuando la perra deja de sangrar, comienza la etapa fértil, que dura entre 3 y 17 días. Durante este período, ella es receptiva a la fertilización. Su comportamiento generalmente cambia de muchas maneras: tal vez sea más afectuosa o más dispuesta a salir. No dudes en ser firme si los machos intentan montarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *