Consejos para mejorar la circulación sanguínea

Piernas pesadas, tobillos hinchados, venas visibles y varices, hormigueo… ¿Qué tenemos que hacer para mejorar la circulación sanguínea?

La sangre, sometida a la acción de la gravedad, se drena constantemente. Dependiendo de la edad, el sexo, la herencia, el estilo de vida y la dieta, algunos parámetros evolucionan.

Puede aparecer una pérdida de elasticidad de las venas y tejidos, así como un debilitamiento de las válvulas que dirigen la sangre hacia la parte superior del cuerpo. Fijados en la pared venosa como pequeños brotes en el tronco de un árbol, ayudan a la sangre a volver al corazón. Este fenómeno, que se traduce en estancamientos llamados “estasis”, así como una fuga de agua a los tejidos circundantes debido a la permeabilidad de los tejidos, está en el origen del edema.

Mejorar la circulación sanguínea: las causas

Las causas de la mala circulación sanguínea son más fáciles de tratar cuando un médico las detecta a tiempo. Es por esto que es importante observar los primeros signos. Nos referimos a cuando las extremidades no tienen suficiente sangre, las manos o los pies pueden tornarse fríos y entumecidos.

Si tienes la piel clara, tus piernas pueden tener un tinte azul. La mala circulación de la sangre también puede resecar la piel, hacer que las uñas se vuelvan quebradizas y que el cabello se caiga, especialmente en los pies y las piernas. Algunos hombres pueden tener dificultad para obtener o mantener una erección. Y si tienes diabetes, tus rasguños o heridas tienden a sanar más lentamente.

La clave: beber y moverse

Antes de hacer un diagnóstico, el médico considerará los síntomas, los factores de riesgo, los antecedentes familiares y los resultados de varias pruebas. El tratamiento dependerá de la causa subyacente. Pero incluso antes de recibir un medicamento, hay algunas técnicas que podemos llevar a cabo para mejorar la circulación sanguínea.

– La nicotina daña las paredes de sus arterias y espesa su sangre. Si fumas, es mejor dejarlo. Puede ser difícil cumplirlo, pero el farmacéutico o médico puede ayudarte.
– Controla la presión arterial una vez al mes en la farmacia. Si es demasiado alta, puede causar arteriosclerosis, una condición que endurece las arterias.
– La sangre es aproximadamente la mitad agua. Debes mantenerte hidratado para mantenerlo en movimiento. Intenta tomar 8 vasos de agua al día.
– Sentarse durante horas no es bueno para la circulación de la sangre. Establece períodos de descanso para levantarte y caminar regularmente durante el día.
– Haz ejercicio: yoga, levantar las piernas, correr, caminar, andar en bicicleta o nadar son excelentes ejercicios que fortalecen el corazón, disminuyen la presión arterial y mejoran la circulación. Márcate un objetivo de ejercicio durante 30 minutos, 5-7 días a la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *