Cuidados dentales en bebés y niños

Los cuidados dentales en bebés y niños son importantes porque una buena salud dental mejorará la vida de cualquier niño. Esto les permitirá masticar bien y así poder comer todos los alimentos que necesitan para crecer sanos y fuertes.

Una buena salud bucodental también es esencial para el buen desarrollo del lenguaje. Finalmente, los dientes sanos contribuyen a una buena autoestima.

También es bueno acostumbrar al bebé a lavarse los dientes en los primeros años de su vida. De esta manera, el cepillado será parte de su rutina. Esto también permitirá que los primeros dientes se formen en un ambiente limpio. Además, cepillarse los dientes estimulará sus encías, lo cual es muy positivo.

Hemos hablado con algunos expertos de esta clínica dental en Barcelona para que nos den algunos consejos. Nos han explicado varias recomendaciones para los cuidados dentales en bebés y niños.

¿Cómo limpiar los dientes de un bebé?

Desde el nacimiento, se recomienda comenzar a limpiar las encías y el interior de la boca del bebé después de beber. Puedes usar un paño húmedo y limpio, reservado exclusivamente para su higiene dental.

Tan pronto como el primer diente comienza a asomarse, se puede cepillar con un cepillo de dientes pequeños con cerdas suaves. También limpiar las encías. Es recomendable cepillar los dientes del niño al menos dos veces al día, es decir, por la mañana y por la noche. El cepillado antes de acostarse es especialmente importante.

Cuidados dentales en bebés y niños: algunas reglas adicionales

  • Al nacer, la boca del bebé no contiene las bacterias de la caries dental. Estas le son transmitidas por juguetes y por objetos contaminados, así como por la saliva de los adultos.
    Si se cumplen las condiciones adecuadas, estas bacterias pueden causar caries.  Ten cuidado con todo lo que el bebé se lleva a la boca. Vigila la higiene del chupete y no lo intercambies con tu boca y la suya. Por último, es tarea tuya mantener también una buena higiene dental para minimizar el riesgo de contagiar a su hijo con las bacterias responsables de las caries.
    .
  • El bebé debe tener un cepillo de dientes propio y no debe compartirlo con nadie.
    .
  • Mantén siempre el cepillo de dientes seco al aire libre con la cabeza levantada. No debe tocar otros cepillos de dientes.
Fuente: Dents Bébé

¿Y en niños más grandes?

En general, un niño pequeño necesita ayuda para lavarse los dientes. Desde el momento en que puede atarse sus propios zapatos, es probable que pueda hacerlo solo. Sin embargo, el momento en que un niño está listo puede variar mucho de uno a otro. Algunos necesitan supervisión durante más tiempo, de ahí que debas conocer bien los cuidados dentales en bebés y niños.

Utiliza una pasta de dientes con flúor. Este tipo de pasta de dientes es más efectiva para prevenir la caries dental. Sin embargo, usa una pequeña cantidad (el equivalente al tamaño de un grano de arroz hasta la edad de 2 años, luego algo parecido a un guisante entre las edades de 2 y 6 años).

Sigue este procedimiento para lavarle los dientes:

  1. Colocaos ambos delante de un espejo. Ponte detrás de él y haz que su cabeza roce contigo.
  2. Separa suavemente uno de sus labios con la mano libre, luego cepilla sus dientes verticalmente, yendo siempre desde la encía hasta la punta de sus dientes. Haz lo mismo con el otro labio hacia atrás y comienza de nuevo.
  3. Deja que él solo se enjuague la boca y escupa.
  4. Otra posibilidad es poner a tu hijo en el suelo o en una cama para que su cabeza esté más estable. Esto también te permitirá ver mejor el interior de su boca y tener un acceso más fácil a los dientes inferiores.
Puedes complementar esta información buscando más datos al respecto, leyendo nuestro post sobre el sangrado de encías o consultando a odontólogos para que te recomienden tratamientos y técnicas específicas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *